angelachu

angelachu has created 7 entries
  • Angelachu exporta su salmuera de anchoas a Italia y Australia

    Nuestra salmuera con esencia de anchoas del Cantábrico fue una de las novedades de este año en el Salón de Gourmets de Madrid y, poco tiempo después, además de comercializarla en España, ya la exportamos a países como Australia e Italia -conocida allí como colatura di alici o colatura de acciughe-.

    Esta salmuera es un condimento líquido que se obtiene a partir del punto óptimo de maduración del salazón de anchoas del Cantábrico. Pescado, sal, prensa, temperatura y tiempo son los elementos clave de este potenciador de sabor que realza caldos, guisos, salsas, pastas, ensaladas o preparaciones de vanguardia. Para ello, una pequeña cantidad de salmuera con esencia de anchoa es suficiente.

    La red de comercialización de Conservas Angelachu promociona este nuevo producto que surgió a partir de la propia demanda de cocineros destacados que, con su experiencia y empuje innovador, han ayudado al desarrollo del propio producto.

  • Umami en El Cenador de Amós

    Orgullosos de ser proveedores de este dos estrellas Michelín cántabro, sus éxitos y que nos citen en esta entrevista.

    Como un recién nacido. Así ha quedado la casa que Jesús Sánchez y Marian Martínez abrieron hace 24 años y a la que acaban de dar vuelta y media. Platos sosegados que vibran en la boca, en los que las raíces locales se enredan con clásicos de otros confines creando nuevos contrastes. Inauguramos con ellos la temporada 2017 y casi nos quedamos a vivir.

    Ver noticia completa

    Texto: PILAR PORTERO | Fotografías: SOFÍA MORO

  • Nuestra historia, en el libro ‘Sobadoras de anchoa. Historias de mujeres de Santoña’

    A finales de 2016, la editorial Libros.com publicó ‘Sobadoras de anchoa. Historias de mujeres de Santoña’, a partir de la iniciativa del movimiento ‘Santoñismo’. Uno de los relatos personales que recopila la obra resume nuestra historia y tradición familiar, vinculadas a los sectores pesquero y conservero. Esta foto, de Jon Astorquiza, refleja uno de los momentos de la sesión realizada en nuestra fábrica a Silvia Salgado Losada -gerente de Conservas Angelachu-, sosteniendo un retrato de su abuela Angelachu.

     

  • Merluza a la plancha con mayonesa de anchoas

    Plato tan sencillo y a la vez tan rico, que es imposible disfrutarlo más cada vez que lo hacemos. Solemos acompañar esta merluza a la plancha con verduras y una mayonesa hecha de la manera habitual, pero a la que añadimos unas anchoas de buena calidad. Este plato que hoy comparto no es ni receta, pero igual te da una idea para presentar un pescado con el toque diferente que le da la mayonesa con las anchoas. Esta una receta de nuestra amiga Susana Pérez, autora del blog Webos Fritos

    Receta de merluza a la plancha con mayonesa de anchoas

    Ingredientes para 4 personas

    Los lomos de una merluza
    300 g de judías verdes
    2 zanahorias
    Sal
    1 cucharada de aceite de oliva
    4 anchoas para adornar

    Para la mayonesa

    1 huevo
    300 g de aceite de oliva virgen extra de una variedad que sea suave de sabor
    Unas gotas de limón o vinagre
    4 anchoas en conserva de buena calidad

    Preparación

    La mayonesa

    1. El huevo no debe estar demasiado frío. Es mejor sacarlo un rato antes del frigorífico: así evitaremos que la mayonesa se corte.
    2. Echa el huevo y un poco de aceite en el vaso de la batidora, procurando no romper la yema.
    3. Empieza a batir con la batidora. Mantenla bien abajo al principio, para irla subiendo lentamente conforme vaya emulsionando. Baja y vuelve a subir, mientras añades poco a poco el aceite. La cantidad depende del espesor que quieras conseguir. Cuando esté terminada, añade las anchoas, y las gotas de limón o un chorrito de vinagre, y vuelve a batir unos segundos. Prueba y reserva en el frigorífico.

    Montaje

    1. Arregla las judías verdes como tengas costumbre. En mi caso les quito las puntas y las troceo como ves en la foto, y las pongo a cocer en un cazo con un poco de sal hasta que están hechas. Si llevo mucha prisa las cuezo en la olla a presión y en 5 minutos las tengo listas.
    2. Ralla la zanahoria y pásala por la sartén con unas gotas de aceite.
    3. Pon unas gotas de aceite en una sartén antiadherente y repártelas con un pincel de silicona por toda la superficie. Ponla al fuego y cuando esté caliente, pon los lomos de merluza cortados en raciones por la parte de la piel. Cuando estén hechos por ese lado, ponlos por el otro, y sirve en los platos. Es importante que la merluza esté hecha pero jugosa.
    4. Sirve la guarnición, la mayonesa y una anchoa de adorno.

    Seguir leyendo

  • Cómo la anchoa de Santoña se convirtió en un producto de lujo

    En todas las grandes historias, el amor tiene mucho que ver en la de las anchoas de Santoña. A finales del siglo XIX, un muchacho siciliano, Giovanni Vella, llega a la villa cántabra en busca de materia prima. Su itinerario hasta las costas cantábricas, formaba parte de la solución con que los italianos afrontaron la escasez de bocartes que, por aquella época, asolaba su litoral. Igual que sus compatriotas, Giovanni compraba en el puerto los bocartes y adiestraba a las mujeres de la zona en una técnica de conservación a base de sal desconocidas para ellas. Con la mercancía ya protegida de los rigores de la travesía volvería a Italia, pero el destino de Giovanni era otro. En Santoña se enamoró de Dolores y una vez decidido a quedarse, también decidió perfeccionar aquel método conservero que resultaba tan acertado en los viajes pero tan fastidioso en las mesas: si no había que viajar, los bocartes –razonó– debían conservarse sin piel ni espinas para que los comensales las disfrutasen. Las ásperas redes de los pescadores eran el mejor útil para arañar la capa plateada de los peces. Las espinas debían cortarse. Y cubierto de aceite, el producto era exquisito incluso meses después de su captura.

    La leyenda de Giovanni retrata la génesis de una profesión, las sobadoras de anchoa, que ahora es homenajeada en un libro, “alguien tenía que dignificar esa profesión tan dura que nos da un manjar como las anchoas” cuenta Raúl Gil, uno de los promotores del movimiento Santoñismo que está detrás de la iniciativa. Pero también da la pista sobre el laborioso proceso que explica por qué las anchoas de Santoña son un producto de lujo, en particular para quien sepa distinguir las buenas de las excelentes. Que sesenta gramos escurridos puedan alcanzar un precio de 18 o 20 euros se explica con tres criterios: “que el pescado sea el mejor, que haya pasado más tiempo en salazón y que todos los procesos que implica se hagan a mano”. Según Efrén López, de La Martinuca.

    “Una anchoa excelente se habrá capturado en primavera, en las coordenadas marinas “FAO 27 Ciem VIII C” o, lo que es lo mismo, alrededor del Golfo de Vizcaya. Tras su subasta en la lonja, comprobamos que su tallaje sea el correcto y las empacamos en tinas con sal. Al día siguiente se sacan y se descabezan a mano. Entonces se colocan en capas alternas de bocarte y sal y, una vez llenas, se prensan hasta que el producto madure. Así estarán un mínimo de ocho meses y un máximo de tres años. Tras este plazo retiramos las pesas y ese será el momento de la soba. Hay otros métodos más rápidos y baratos, pero nosotros seguimos arrastrando la piel del bocarte con redes de pescador, tardamos como poco, un minuto por cada pez. Después lavan, se colocan en paños de algodón, se exprimen, se filetean y el proceso acaba rellenando la lata o el bote de aceite”. Nos lo cuenta Silvia Salgado, gerente de Angelachu, una de las fábricas más prestigiosas del pueblo, mientras observamos a dos sobadoras trabajar el producto que llegará a los restaurantes de todo el mundo.

    Leer mas

  • Las mejores latas para una cena triunfadora

    En este artículo de Mónica Escudero, en El País, se citan las anchoas Angelachu entre las escogidas por entendidos como el periodista gastronómico Mikel López-Iturriaga, alma mater de El Comidista. Las latas y las conservas pegan fuerte en la gastronomía actual: el auge del vermú, la comodidad de su consumo y la calidad que ofrece el mercado sostienen una tendencia en ascenso. “Las conservas son una gran apuesta para el día a día, tienen una trazabilidad muy definida y son un formato perfecto para solteros”, asegura Paola Fornasaro.

    Leer más

  • Así se hacen las anchoas Angelachu

    Posiblemente una de las mejores anchoas, según los clientes de Anchoasdeluxe. En una de sus visitas se grabaron imágenes de nuestro día a día y recogieron en este vídeo cómo es este proceso, totalmente artesanal, laborioso, realizado por manos expertas. Hay muchas anchoas pero no todas se hacen igual. Tienes que verlo.